Una invitación a alimentar la curiosidad

Las emociones son parecidas a un gran caudal de energía que, bien orientado, puede generar efectos muy positivos pero que, dejado “a su aire” o mal dirigido, puede paralizar o destruir. La educación de la dimensión afectiva unida a un buen trabajo de educación intelectual y visión crítica nos permitirá construirnos más humanos, más capaces de mejorar y desarrollarnos a nosotros mismos y a nuestro mundo.

Desde el Instituto de Ecología Emocional de Madrid tenemos muy presente que educamos a nuestros hij@s mediante los modelos que damos, por ello es importante tener presente la necesidad de marcar los límites de un territorio que tenga las condiciones adecuadas para que puedan desarrollar las competencias emocionales necesarias para el buen vivir.

Con este motivo hemos elaborado un programa de actividades para niños y niñas de 8 a 12 años “COSQUILLAS PARA EL CORAZÓN” cuyo objetivo es enseñarles a vivir en todo tipo de paisajes y climas emocionales. Se trata de una invitación a alimentar su curiosidad, a aprender, a crear y a ilusionarse por vivir. Un espacio donde  generar, a través de diferentes herramientas, experiencias de aprendizaje y estímulos que faciliten:

  • Conocer aspectos de su mundo interior que a veces no se expresan con claridad.
  • Tomar consciencia del impacto que supone la expresión emocional propia en los demás.
  • Comprender que todo puede transformarse y mejorar.
  • Aprender a reconocerse y quererse a uno mismo.
  • Desarrollar habilidades que favorecen la convivencia: empatía, tolerancia, solidaridad.
  • Apreciar la amistad y el compañerismo como fuente de felicidad.
  • Potenciar la creatividad y la imaginación.

Los niñ@s necesitan entusiasmo “Esa es la manera de aprender lo más posible, cuando uno está haciendo algo con tanto placer que no se da cuenta de que el tiempo pasa” Albert Einstein.

La metodología de este programa está basada en “aprender haciendo”, los niños son creativos por naturaleza y cuando pasan tiempo jugando son capaces de autorregular, observar y comprender las emociones para a continuación ajustarlas en consecuencia.

Estamos convencidos de que la felicidad depende, en gran medida, del aprendizaje en gestión emocional. Goleman ya comentaba hace unos años que “Las emociones y los sentimientos son esas partes de nuestra vida que nos impulsan a actuar para conseguir nuestros deseos y satisfacer nuestras necesidades”

Cosquillas para el corazón

Cuando tu elección define el nivel de profundidad de vida

Tras la pausa veraniega os invitamos a poneros el traje de neopreno, ajustar el regulador, colocaros las gafas de buceo y calzaros las aletas. La propuesta de hoy es sumergirnos y continuar abordando la gestión de nuestro mundo emocional a través de la exploración de los distintos niveles de profundidad de nuestra vida.

“Tres mariposas nocturnas vuelan alrededor del fuego.

La que está más lejos dice: -Conozco la luz del fuego.

La segunda se acerca a la fogata: -Experimento el calor del fuego.

La tercera se lanza a las llamas: -Vivo el fuego.”

Hay quienes hablan de la vida basándose en las informaciones y conocimientos adquiridos por otros. Esto es un primer nivel, puramente intelectual, pero carente de experiencia.

Hay quienes se acercan a las situaciones y personas con cierta timidez, interesados, pero a la vez temerosos del impacto que pueden causar en su vida. Experimentan, pero retroceden cuando su intensidad puede poner en peligro su situación actual. Este sería el segundo nivel.

Aquellos quienes se lanzan a las llamas de la vida, las viven y se arriesgan y comprometen totalmente, además de compartir generosamente sus dones conforman el tercer nivel. Son las personas que dejan huella en el mundo porque son ellas mismas.

Y tú ¿Conoces, experimentas o vives? ¿Qué profundidad tiene tu vida?

Desde el Centro Abierto queremos ofrecerte dos propuestas que te facilitarán explorar, conocer y transformar, si este es tu deseo, el nivel de profundidad en que actualmente estás viviendo:

  • Grupo de Crecimiento Personal “ELABORA EL LIBRO DE TU VIDA”. Un grupo que se reúne quincenalmente y que facilita la adquisición de herramientas de gestión emocional y de habilidades de comunicación y de relación. Haz clic aquí para ampliar información
  • V Edición “Máster Ecología Emocional”. Un curso que aporta una nueva forma de entender y gestionar las emociones en diferentes ámbitos: salud, educación, familia, organizaciones y empresas. Haz clic aquí para ampliar información

Vivir supone asumir riesgos. Amar comporta confiar, aceptar nuestra vulnerabilidad y, aun así, abrirnos a los demás. Una forma de encontrar sentido al viaje.

iceberg 2

¿Cuidas tu salud emocional?

La salud emocional es el resultado de realizar una buena gestión emocional. Si intentamos enmudecer las emociones, hacer como si no existieran y no desciframos la importante información que nos aportan, podemos llegar a la apatía y el embotamiento afectivo.

La salud emocional se consigue a base de abrirnos a nosotros mismos, a los demás y al entorno. Somos sistemas abiertos de energía, seres espirituales que necesitan intercambiar no sólo ideas y conceptos, sino también sentimientos y emociones. Necesitamos dar salida a las potencialidades que tenemos dentro, aprendiendo a confiar en la vida y pasando a la acción. Por eso es importante abrirnos y fluir.

“Lo que nos queda palpita en lo mismo que nos damos.

¡Darte, darte, darnos, darse! No cerrar nunca las manos.

No se agotarán las dichas, ni los besos, ni los años, si no las cierras.

¿No sientes la gran riqueza de dar?

La vida nos la ganaremos siempre, entregándome, entregándote”

                                                                                       Pedro Salinas