¿Qué escojo hoy?

“Se dice que el discípulo de un venerable sabio estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz a pesar de las dificultades que vivía. Intrigado, un día, le dijo:

– Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro le dijo:

– Amigo mío, no hay secreto alguno en esto. Cada mañana cuando me despierto me hago esta pregunta a mí mismo: ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.”

(Aplícate el cuento. Jaume Soler y Mercé Conangla)

Nada puede reemplazar a la voluntad. La vida es, en definitiva, lo que nosotros hacemos de ella y no algo ya escrito o predeterminado y, en función de cómo nos posicionamos, vamos a percibir unas cosas y no otras.

La queja y el lamento no nos conducen a nada más que al victimismo y la fatalidad. Elegir conectarnos a energías limpias, renovables y no contaminantes como la curiosidad, las caricias, la alegría, el silencio y la fortaleza puede marcar la diferencia.

Decidir qué tipo de persona queremos ser y, en función de esta elección, pasar a la acción coherente, aunque no sea fácil es nuestra propuesta. Si tenemos claro quienes somos y cómo queremos llegar a ser, no vamos a permitir que el mal humor de otro, su conducta irrespetuosa, o los paisajes que la vida nos presenta de repente nos hagan perder el control.

¿Acaso queremos que decidan otros qué tipo de personas vamos a ser nosotros?

Den richtigen Weg wählen - Konzept

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s