¿Dónde está el límite?

¿Eres dependiente afectivamente? ¿Forma parte de tu temperamento o es algo que has aprendido? ¿La inseguridad nos hace más vulnerables? ¿Por qué? ¿Qué medidas puedo tomar para independizarme?

Según Olga Castanyer la dependencia afectiva, se trata de algo aprendido. El grado en que lo somos depende sobre todo de los esquemas mentales y patrones de conducta que tengamos. Los esquemas se han forjado en la infancia y dependiendo como hayan sido estos, mostraremos unos patrones de conducta que o bien nos mantienen en un círculo de dependencia, o por el contrario favorecen nuestra libertad.

Cuando hay una dependencia cuesta darse cuenta, uno tiende a justificarla. La persona dependiente necesita afecto y valoración externa por lo que ante el rechazo se hunde, se cuestiona todo su sistema de valores, se culpa y critica duramente. En cambio la persona no dependiente ante la misma situación se sentirá temporalmente hundida y al cabo de un tiempo se recuperará de algún modo.

La dependencia afectiva esta íntimamente relacionada con la autoestima y la asertividad. Cuando se produce dependencia, detrás hay una autoestima baja con lo que esta conlleva: la persona no se quiere, valora o respeta a si misma y en esta situación no puede ser asertiva.

dependencia emocionalLa inseguridad también nos hace más vulnerables ya que cuando la persona no tiene confianza en sus propios criterios, gustos, valores o intereses tendrá una tendencia a supeditar sus propios criterios ante los de los demás que siempre serán más validos que lo que ella opina.

La buena noticia es que podemos trabajar para mejorar esto, las dos claves son: amor incondicional y respeto.

El próximo sábado 22 de marzo Olga Castanyer te propone un interesante taller en nuestro centro, donde poder abordar este tema. No solo desde la reflexión sino también vivenciando practicas grupales diversas. Si estas interesado en ampliar esta información pincha en el siguiente enlace: http://bit.ly/1iEd7AE.

¡Y recuerda! Estamos hechos para ser felices y mover el mundo hacia delante. Basta con aprender nuevas formas de pensar y comportarnos para lograr ese cambio.

(Extracto entrevista Olga Castanyer)

Anuncios

4 comentarios en “¿Dónde está el límite?

  1. Como dijo Cynthia Baptom ” por encima de mi amor a mi pareja esta mi deseo de ser libre y consciente”. Sin embargo, que difícil es mantener los afectos dentro del limite de nuestra libertad!

    1. Muy cierto lo que dices Carmen, por eso Olga nos propone una serie de herramientas que nos facilitarán reconocer hasta que punto estoy dependiendo del otro y permitiendo que dirija mis actos y decisiones por el amor que le tengo.

      En primer lugar siendo conscientes de ello. Nuestro cuerpo dispone de unos estupendos “sensores” que detectan rápidamente cuándo algo nos perjudica o va en contra de nosotros y nuestros criterios: las emociones y las sensaciones corporales. Para en segundo lugar, atender este sistema de alarma corporal, escucharlo y confiar en él.

      A partir de ahí tenemos que aprender a cuidarnos a nosotros mismos, a querernos y valorarnos para no depender del cariño de los demás, a la vez que somos asertivos para poner nuestros límites.

  2. Bueno este es un tema importante. No creo en fórmulas mágicas. Tampoco me coloco, a priori, en que ser independiente es mejor que ser dependiente. Mas que nada abogo por atender a la situacion, pues hay necesidades que solo puede cubrir otro. Hay amores que no se puede dar uno mismo. No solo es dependiente el que pide, demanda, supedita criterios o pone en otro la responsabilidad de su propia estima. Igual de dependiente es el que da al que pide, el que contesta al que demanda, el que impone su criterio o se responsabiliza de lo que no es suyo, solo que pensamos que la ayuda la necesita el carente, no el dador. Y son dos orillas de un mismo oceano. Saludos

    1. Alejandro compartimos contigo que no existen fórmulas mágicas, realizar mejoras en uno mismo es fruto de un gran esfuerzo personal. En cuanto a la dependencia afectiva ciertamente pueden darse situaciones muy distintas, cada uno lo vive de una forma. Muchas gracias por tu aportación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s