Las diez reglas básicas de la asertividad

30-centro-abierto-post-asertividad-2

La asertividad, que la podríamos definir como la habilidad de expresar nuestros deseos, opiniones, etc., de una manera que no dañe ni a los demás ni a nosotros/as mismos/as y sin “sacrificar” lo que queremos o necesitamos en ese momento, es una pieza fundamental para poder establecer relaciones equilibradas y satisfactorias con los demás. También lo es para valorarnos y aceptarnos de una manera plena y realista.

En esta entrada del blog queremos reseñar las diez reglas básicas de la asertividad, recogidas en el libro Aplicaciones de la Asertividad, de Olga Castanyer, colaboradora habitual de Centro Abierto y que próximamente se publicará en la editorial Desclée de Brouwer.

¿Te consideras una persona asertiva? Aquí os damos algunas claves interesantes:

  1. El que una interacción nos resulte satisfactoria depende de que nos sintamos valorados y respetados, y esto, a su vez, no depende tanto del otro, sino de que poseamos una serie de habilidades para responder correctamente y una serie de convicciones o esquemas mentales que nos hagan sentirnos bien con nosotros mismos.
  2. Es casi imposible ser asertivo si no se tiene una buena autoestima, y es cuando menos difícil tener una buena autoestima si se carece de habilidades asertivas para exteriorizarla.
  3. La asertividad, igual que la sumisión y la agresividad, se aprenden. Por lo tanto, si una conducta o pensamiento nos está causando dificultades siempre podemos des-aprenderlo y aprender nuevas formas de conducta.
  4. Si quieres cambiar algún aspecto de ti, tendrás que cambiar por igual tus pensamientos, tu estado corporal y tu conducta.
  5. Para empezar a afrontar un problema, es necesario delimitar exactamente cuál es la dificultad, dónde, cómo y con quién ocurre. Si permanecemos en una descripción global, no podremos solucionarlo nunca.
  6. Para que un mensaje se considere transmitido de forma asertiva, las señales no verbales tienen que ser congruentes con el contenido verbal.
  7. El objetivo de la asertividad es expresar el respeto que uno siente hacia sí mismo y reclamar ese mismo respeto de los demás, pero no lo es lograr que el otro cambie y deje de comportarse como lo está haciendo.
  8. La mejor manera de expresar respeto hacia uno mismo y hacia los demás es teniendo en cuenta en todo momento que todos tenemos unos Derechos que hemos de respetar si queremos convivir asertivamente.
  9. La respuesta agresiva no sirve para solucionar una situación. Solo sirve para suscitar en la otra persona una respuesta emocional.
  10. Y sea como sea, ¡siempre puedes volver a intentarlo!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s