“Cómo liberarse de las reacciones automáticas” por Marly Kuenerz

centro-abierto-psicologia-transpersonal¿Cuántas veces te has propuesto reaccionar de una determinada manera y cuando llega el momento, no lo has conseguido? Una y otra vez vuelves a sentir lo mismo de siempre, a hacer lo que no quieres hacer… ¿Vuelves a sentirte rechazado/a, o te vuelves a enfadar por algo que te parecía injusto, u otra vez te sientes desconsiderado? Te propones hacer algo distinto cuando te provocan, o dejar de sentir lo de siempre cuando no te respetan, pero al final acabas tropezando en la misma piedra: entrando al trapo, disgustándote y al final, llevándote un berrinche que no lleva a nada. ¿Será que hay alguien en este mundo que esté exento de una reacción indeseada ante algún tipo de desconsideración, injusticia o falta de atención? Cada persona tiene una heridita delicada en el corazón, que cuando es rozada duele (¡a veces sin que el otro no se dé ni cuenta!) y provoca una reacción que al final, no hace más que empeorarlo todo. Una repetición inacabable…

¿De dónde proceden estas reacciones? ¿Qué las origina? Parece que vienen de la nada, son misteriosas, enigmáticas. ¿Por qué me pasa esto a mí? Es lo que se pregunta todo el mundo. ¿Qué hay por debajo de estos automatismos?

El inconsciente guarda una serie de memorias, memorias que siguen vivas aunque hayan pasado muchos años. Recuerdos de cosas que han quedado grabadas y selladas, a veces profundamente escondidas en nuestra caverna más profunda. Son impresiones fuertes que han dejado una honda huella, y que al final acaban siendo puntos de referencia para nuestras emociones, aunque no nos demos cuenta de ello.

Aquella vez en que el profesor te llamó a la pizarra y que te bloqueaste y todos se rieron… te sentiste humillada, avergonzado. Y tuviste que tragar y esconder tu dolor. Esto sigue ahí, profundamente escondido, pero vivo. Y cuando las circunstancias se asemejan en algo a aquello, vuelves a sentir exactamente lo mismo. Te olvidas de relativizar, no recuerdas que tienes otras formas de manejar la situación, no te das cuenta de todos los recursos que ya tienes. Recursos que en aquel entonces no tenías…

O aquel momento en que tu hermano mayor no quiso juntarte a su grupo, y te has quedado con una sensación de exclusión, de estar siempre fuera de lo que está pasando. O cuando tú decías la verdad, y mamá no te creyó… ahora sigues sintiendo que no te creen, que no te tienen en cuenta, de que no consideran tus opiniones. O aquella vez en que papá te gritó injustamente y no tuviste forma de defenderte o de explicar lo que había pasado… ¡vuelves a sentir lo mismo, aunque las circunstancias hayan cambiado completamente! Aunque el palco y los personajes ya no sean los mismos, las emociones siguen ahí, igualitas. Si estas cosas se quedan ahí, más todavía impresiones como accidentes, enfermedades, muertes de seres queridos o amigos. Todas estas memorias están tiñendo con estos recuerdos el día a día de la persona…

Estas impresiones fuertes se graban a través de los sentidos. Por eso, cuando los sentidos detectan algo visual que se parece, una voz que suena igual, un olor o un roce similar, vuelves a revivir la misma emoción del pasado, aunque hayan pasado muchos años. ¡Aunque no lo recuerdes racionalmente! Te invade una ola emocional tan poderosa e irrefrenable, que te envuelve y te hace sentir las mismas sensaciones y los mismos sentimientos de antaño. Aún sabiendo teóricamente que estás reviviendo algo del pasado, no puedes dejar de perderte en ello, ¡tal es el poder de lo emocional!

Mientras no colocas una información nueva en tu mente, esta sigue repitiendo lo mismo, una y otra vez. Como un ordenador, que repite el mismo programa, hasta que le metes referencias nuevas. No importa el paso del tiempo ni que te vayas a otra parte del mundo, el programa se sigue repitiendo. En cambio, cuando el ordenador mental se reprograma, origina reacciones distintas, impulsos diferentes y formas de actuar completamente nuevas. Cuando los sentidos reciben impactos que neutralizan los anteriores, toda la forma de reaccionar se modifica, puedes abrir el corazón y la mente, puedes verlo todo de otra manera, desde un ángulo nuevo y diferente.

Como nuestro inconsciente no hace la menor diferencia entre la imaginación y la realidad externa y reacciona a ambas de la misma manera, podemos impregnarle de nuevas referencias. Podemos alterar conscientemente las impresiones a las que responde, para que nuestras reacciones concuerden con lo que deseamos, con lo que nuestro corazón anhela, con lo que el alma necesita para que te sientas bien, a gusto, en paz. ¡Es posible! No es difícil, es conocer lo que hay que borrar y lo que hay que añadir, dando un sentido nuevo a las experiencias del pasado. Puedes transformar tus reacciones automáticas, no eres una víctima impotente de ellas, sino que puedes alcanzar lo que añoras, puedes actuar como deseas, puedes llegar donde tus anhelos te piden.

Centro Abierto es un centro de formación especializado en Psicología Transpersonal. Centro Abierto imparte cursos como “Especialista en práctica clínica de Psicología Transpersonal” o “Reacciones automáticas”, La psicología transpersonal es un movimiento que tuvo origen a finales de la década de 1960 por un grupo de psicólogos y psiquiatras como Stanislav Grof, Anthony Sutich, Miles Vich, Abraham Maslow, entre otros, que consideraron que era necesario investigar y desarrollar una nueva rama de la psicología que estudiase un conjunto de experiencias y fenómenos de la conciencia que hasta la fecha consideraron que la psicología corriente no atendía suficientemente. En consecuencia, en 1969, Maslow propuso el término transpersonal para designar esta nueva psicología, que sería, para Maslow, la “cuarta fuerza”. La primera era el psicoanálisis, la segunda el conductismo y la tercera la psicología humanista.

Marly Kuenerz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s